El jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Claudio Vicuña, Dr. Luis Alfonso Fuentes, afirmó que este tipo de pruebas “son más sensibles y permiten un diagnóstico precoz y más oportuno”.

Según datos del Ministerio de Salud el cáncer cervicouterino se ha transformado en la segunda causa de muerte femenina en mujeres de entre 20 y 44 años, siendo el Virus del Papiloma Humano (VPH) la razón más frecuente del desarrollo de esta enfermedad.

La incorporación de pruebas diagnósticas y la concientización sobre la importancia de realizar exámenes preventivos han sido fundamentales para la detección precoz de este tipo de cáncer.

En ese sentido, el Test VPH, una moderna técnica que ayuda en la prevención de esta enfermedad comenzó a aplicarse en abril del año pasado en el Servicio de Maternidad del Hospital Claudio Vicuña de San Antonio. La prueba es capaz de localizar la presencia de los genotipos 16 y 18 del Virus del Papiloma Humano, los cuales son los principales responsables del desarrollo de cáncer cervicouterino.

Según explicó el Dr. Luis Alfonso Fuentes, jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia del establecimiento, esta prueba “aumenta la sensibilidad, por lo que confiere una mayor seguridad para el médico y la paciente”.

En la misma línea, el especialista agregó que estos modernos tests “permiten un mejor control y un diagnóstico mucho más oportuno”, por lo que recomendó que las mujeres “incorporen al Test VPH dentro de su rutina de exámenes como tamizaje o complemento al PAP”.

Según la experiencia del centro de salud de San Antonio en el tiempo que lleva disponible el examen, “las pacientes informadas lo han solicitado”, aseguró el Dr. Fuentes, quien agregó que el beneficio de esta prueba es “evidente, debido a que el control precoz con exámenes de alta gama permite un mejor diagnóstico”.

 

Exámenes de detección precoz

En las últimas décadas, el Papanicolau (PAP) ha sido una herramienta adecuada para ayudar a disminuir la mortalidad por cáncer cervicouterino. Sin embargo, las orientaciones internacionales apuntan a incorporar innovaciones en el área para prevenir aún más muertes por esta causa.

Las muestras extraídas mediante el PAP son revisadas por especialistas en busca de alteraciones que sugieran neoplasia (daño celular), mientras que las nuevas pruebas diagnósticas apuntan a detectar el material genético del Virus del Papiloma Humano en la muestra de la paciente, lo que permite identificar si está presenta y si es un virus de alto o bajo riesgo de cáncer.

La toma de muestra del Test VPH es muy similar al PAP; es un examen sencillo, solo dura unos minutos y es una manera efectiva de prevenir el cáncer cervicouterino.

 

Para más información ingresa a nuestra página web www.andatealasegura.cl