El jefe de Ginecología y Obstetricia de la Clínica Universitaria de Puerto Montt, Dr. Enrique Siebald, aseguró que el test de detección del Virus del Papiloma Humano presenta “una mayor sensibilidad y una menor tasa de falsos negativos”, en comparación a otras pruebas diagnósticas para detectar riesgo de cáncer cervicouterino.

En Chile, mueren a diario cerca de dos mujeres a causa del cáncer cervicouterino. Aproximadamente el 99% de los casos de pacientes con esta enfermedad está relacionado con la infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH).

Según el Ministerio de Salud, cerca de 30 mujeres fallecen anualmente por este tipo de cáncer en la Región de Los Lagos, por lo que su detección precoz es vital para que esta cifra no siga creciendo.

En ese sentido, en junio de 2017 Los Lagos se convirtió en la primera región en contar con un avanzado test de biología molecular para la detección e identificación del Virus del Papiloma Humano.

Lo anterior cobra importancia, ya que la geografía de la región, entre otros factores, hace que la cobertura de los programas de prevención sea menor al promedio nacional. Según datos del Minsal, hacia el 2011 la cobertura del PAP en la zona alcanza un poco más del 50%.

El Dr. Enrique Siebald, jefe de Ginecología y Obstetricia de la Clínica Universitaria de Puerto Montt, comenta que la ventaja principal del test que detecta el Virus del Papiloma Humano (o Test de VPH) “es su alta sensibilidad, que es de gran utilidad en población con controles con periodicidad irregular, mayor a tres años”.

Según el especialista, la recomendación es que “después de los 30 años, las mujeres se hagan el PAP y el examen molecular, el que tiene una menor tasa de falsos negativos”, lo que se traduce en un diagnóstico más certero.

El cáncer cervicouterino es el único que se podría prevenir casi en su totalidad, por lo que acudir a chequeos periódicos y considerar este avanzado test como un examen de rutina provocará que “las mujeres tengan un menor riesgo de desarrollar un cáncer, sobre todo si sus controles citológicos, es decir el PAP, son irregulares”, afirma el doctor Siebald.

 

Exámenes y prevención

En los últimos 20 años, el Papanicolau ha sido una buena herramienta para ayudar a disminuir la mortalidad por cáncer cervicouterino. Sin embargo, nuevas tecnologías, como la detección de Virus de Papiloma Humano relacionado con el cáncer permiten detectar precozmente las mujeres en riesgo.

El Test de VPH es un examen sencillo. Para realizarlo, se extrae una muestra de células del cuello uterino, en un procedimiento similar a la toma de muestra para el PAP. Solo dura unos minutos y es una manera efectiva de prevenir el cáncer cervicouterino.

La información sobre la enfermedad y los alcances de este test están disponibles en el sitio www.andatealasegura.cl